La Luz que no queremos ver.

Un encuentro con tu ser interno, te das cuenta que la luz se apago y al cerrar los ojos miras luces que te dicen avanza, sigue no te des por vencid@, sabes que vas a caerte en ese agujero tan oscuro y profundo, pero intentas e intentas. Hasta que te caes a ese agujero le llamaste muchas veces envidia, hipocresía, vanidad, celos, rencores, desamores, engaños, infidelidades, falsas amistades, falsas promesas, inestabilidad, tristeza, dolor, enojos, baja autoestima, falta de amor propio, falta de crecimiento personal, egocentrismo, miedo a perder, miedo a crecer, alcohol, drogas, cigarrillos; etcétera. Hasta qué estás abajo hundido, miras hacia arriba y ves aquellas luces que te alumbran, te das cuenta que son los seres mas increíbles que siempre estarán para ti, (Dios, mamá, papá).

Miras una luz tan reluciente al fondo decir vamos tú puedes, vamos. No te des por vencido, así sea la situación, lo que sea que estes pasando, levántate no te desanimes, camina, escala ese agujero y llega a la luz más clara que tengas, vamos dale.

Cuándo nos vemos caídos, derrotados, nos sentimos sin ánimos de nada, sin movimiento en nuestras manos, en nuestros pies. Sentimos que ya no tenemos nada que dar a la vida, pero nos equivocamos porque precisamente en ese agujero negro nos damos cuenta que valemos oro, El Oro más Preciado del mundo. Y comienzan a tener frutos esas palabras y comenzamos a escalar cada piedra que esta ayudándonos a salir de ese hoyo. vamos y vamos, en ocasiones escuchas algo abajo que te dice quédate un rato más, disfruta, siéntete feliz, siéntete dichoso de lo qué haces, la vida es sólo una. Ven no te alejes de aquí. (Lugares, cosas, personas) esa voz podría imaginarla como la de un diablillo y un ángel. Esa voz del diablo cómo picaresca, contra la voz de un ser tan puro que me anima a seguir luchando por salir y salir. Pero siento no poder siento que me gusta la voz picaresca y quiero quedarme, aunque así ya esté por la mitad, quiero volver.

Quiero hacer de mi vida todo lo que quiera, la vida sólo es una, es cierto la vida es una, pero tenemos tiempo para todo. Peroooo siempre terminamos equivocándonos.

Es mejor escuchar la voz de ese ángel puro que nos ayuda a salir de ese fango tan profundo que no podemos salir, y así lograr ver esas tres luces perfectamente hermosas que están alumbrándome para que llegues a la cima. Vamos tú puedes, y vuelve al camino correcto, siempre escuchando dos pintorescas voces, pero hoy si estoy decidid@ que me doy todo por el todo en salir de aquí. Porque esto no me traerá nada bueno a mi vida.

Habemos personas que no sabemos qué hacer, o cómo salir de situaciones que ya no nos traerán nada a nuestra vida. Sentimos que estamos atados a lo malo. Pero RECUERDA QUE SIEMPRE hay una luz esperando que la toques, y digas SI PUEDO SALIR DE ESTA SITUACIÓN. Para todos los que estamos pasando momentos en la vida muy difíciles, muchas veces nos refugiamos en lo dañino, en lo que para ese momento está muy bien.

Todos en esta vida cometemos errores. Cometemos tonterías. Es muy bueno que veamos la sima cómo fruto de valentía y perseverancia.

Con amor Osiris Nuñez

Un comentario sobre “La Luz que no queremos ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s